Menú
ES

Obtén 3 GB gratis

¡Descarga AdGuard VPN ahora para obtener tráfico VPN gratis, y luego sigue unos sencillos pasos para obtener aún más!
${currentPlatformBtnText}
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia

¿Qué es una conexión VPN (Virtual Private Network) y para qué sirve?

Al sol de hoy, las VPNs, también conocidas como Virtual Private Networks, o bien, Redes Privadas Virtuales, están en boca de todos, pero no por las razones adecuadas. En sus inicios, fueron concebidas como una forma de conectar las redes empresariales de forma segura a través de Internet, o bien, para permitir a los usuarios acceder a una red empresarial desde casa. Un fin bastante sencillo, para ser honestos.
Sin embargo, lo que realmente busca hacer una VPN es crear una conexión segura con otra red por medio de Internet. Y, si bien es cierto que la seguridad o la privacidad no parecen ser sus principales usos en la actualidad, a raíz del rastreo y de las estrategias de marketing tan agresivas a las que nos exponemos cuando navegamos, contar una protección adicional se vuelve una necesidad. Aquí es donde AdGuard entra en el juego.

Descarga AdGuard VPN

Tenemos aplicaciones para todos los sistemas operativos populares: Windows y Mac, iOS y Android. Y si prefieres utilizar una extensión de navegador, instala AdGuard VPN para Chrome, Firefox o Edge.

¿Por qué utilizar AdGuard VPN?

Mantienes tu anonimato

Con AdGuard VPN, nadie sabrá lo que haces cuando estás en Internet. Ocultarás tu IP real y tu ubicación, nadie podrá obtener información sobre tu computador y le dirás adiós a los anuncios geolocalizados y posibles cibercriminales.

Seguridad en línea

AdGuard VPN encripta tu tráfico de forma segura. Tus datos están en buenas manos.

Contenido en streaming

¡AdGuard VPN es compatible con los servicios de streaming! Podrás ver tus programas de televisión favoritos y escuchar música mientras estás de vacaciones en otro país. Lo único que debes hacer es seleccionar entre nuestras más de 50 locaciones la que mejor se adapte a tus necesidades y disfrutar el contenido en streaming desde donde tú quieras.

Protocolo propio

Algunas VPNs son demasiado fáciles de detectar y eso las hace vulnerables y poco confiables. En AdGuard hemos tomado nota de todos los inconvenientes que han surgido de protocolos anteriores y hemos desarrollado nuestro propio protocolo AdGuard VPN. Se camufla como si fuese tráfico normal: la conexión a un servidor de AdGuard VPN tiene exactamente el mismo aspecto que una conexión a un sitio web normal. Eso hace que sea mucho más difícil de rastrear y bloquear.

Listas de exclusión

¿Necesitas que la VPN esté activada mientras que estás usando una red social, pero quieres que un sitio web de delivery de comida sepa cuál es tu ubicación real? ¡Pan comido! AdGuard VPN ofrece listas de exclusión que te permiten excluir dominios particulares de tu túnel VPN.

Política de cero registros

No vemos lo que haces mientras estás en línea y tampoco almacenamos, ni compartimos, tu información con nadie. Respetamos tu privacidad.

Historia de los servicios de conexión VPN

Ahora que sabes qué es una conexión VPN, profundicemos un poco más en el concepto de red privada virtual.
Para tu sorpresa, los servicios de VPN existen desde antes de que el Internet apareciera en nuestras vidas y estaban estrechamente relacionados con la telefonía. En aquél entonces, se usaban para conectar redes corporativas telefónicas (grupos cerrados de usuarios) ubicadas en diferentes puntos geográficos en una misma red.
Al principio, sólo las grandes organizaciones y corporaciones tenían acceso a las tecnologías VPN y esto les permitía comunicarse e intercambiar información confidencial de forma segura. Hoy en día, y después de evolucionar considerablemente, casi cualquier persona puede tener acceso a un servicio de VPN para ocultar su dirección IP y navegar en Internet de forma privada.

¿Cómo funciona una conexión VPN?

¿Qué es el cifrado de VPN?

El cifrado de VPN implica la creación de un túnel seguro para encriptar los datos que viajan de un punto A (tu dispositivo) a un punto B (el sitio al que quieres acceder). Supongamos que estás intentando acceder a YouTube a través de una VPN y que activas AdGuard en tu computador. El proceso se daría así:
Estableces una conexión segura entre tu computador y un servidor VPN que es proporcionado por el proveedor de VPN (AdGuard, en este caso).
Ahora, tu tráfico de internet se encripta y se envía al servidor VPN, a través de la conexión VPN.
El servidor VPN desencripta parcialmente tu información, como el nivel de transporte y todo lo relacionado con la VPN. El cifrado a nivel de protocolo, como el TLS, mantiene todos tus datos (contraseñas, cookies, métodos de pago, vídeos vistos, etc.) lejos del alcance del proveedor de VPN.
El servidor VPN establece una conexión con un servidor remoto de YouTube y envía la solicitud de tu navegador o app de YouTube.
El servidor remoto de YouTube responde y envía los datos al servidor VPN.
El servidor VPN recibe el tráfico cifrado por TLS y añade una capa extra de seguridad antes de enviarlo a tu dispositivo.
Tu dispositivo recibe el tráfico encriptado, lo desencripta y te lo envía a tu navegador o a la app de YouTube desde la que iniciaste la solicitud.
Entonces, ¿cuál es el significado “moderno” de VPN y para qué la usan los usuarios privados de internet? Dejando a un lado sus usos corporativos, donde se usa más o menos para el mismo propósito que antes, una tecnología vpn también te permite ocultar tu identidad en línea al enrutar tu tráfico a través de un servidor VPN remoto, con una dirección IP diferente, ubicación diferente y otros datos asociados y, además, añade un nivel de protección.
Vamos a suponer que el tráfico de datos es observado por un tercero en la última milla, entre el cliente y el servidor VPN. Puede tratarse de un ISP que está recogiendo datos con fines publicitarios, algún servicio de censura por parte del gobierno o incluso un hacker. Sea cual sea el caso, una VPN se asegura de que el tráfico esté encriptado y que el observador no pueda extraer ninguna información útil de ese flujo de datos. Sin embargo, tu actividad en línea puede seguir siendo rastreada a través de las cookies y huella digital del dispositivo, aún cuando tu dirección IP esté oculta.

Protocolos de conexión VPN y sus tipos

Un protocolo VPN es un conjunto de reglas que consiste en métodos de encriptación y protocolos de autenticación y transmisión y que determina cómo está configurada la conexión entre el servidor VPN y tú. Los protocolos varían según su velocidad, seguridad, redes compatibles y plataformas. A continuación, examinaremos cuáles son los más populares para conocer sus fortalezas y debilidades.

IPsec

El Internet Protocol Security (IPsec) es un protocolo de red seguro que autentifica, encripta y establece autenticaciones mutuas entre dos agentes: de host a host, de pasarelas de seguridad (red a red), o bien, de un host a una pasarela. El protocolo ofrece una seguridad adecuada del tráfico de Internet gracias a las siguientes características:
Confidencialidad: solo el emisor y el receptor pueden acceder a los datos que no están encriptados.
Integridad: los paquetes con los datos tienen valores hash específicos. Dicho esto, tanto el emisor como el receptor podrán notar si los datos han sido alterados calculando el valor hash.
Anti-respuesta: IPsec usa secuencias de datos para no transmitir ningún paquete duplicado. Esto significa que incluso si un cibercriminal captura el paquete, no podrá enviarlo de nuevo.
Autenticación: debido a que ambos agentes están autenticados, pueden estar seguros de que los datos se transfieren a la parte prevista.

OpenVPN (TCP y UDP)

Uno de los protocolos gratuitos más populares es OpenVPN. Por defecto, utiliza el transporte UDP: todos los paquetes de red se encapsulan en datagramas UDP y luego se envían a un servidor VPN. Es importante mencionar que, el tráfico UDP suele estar restringido en redes públicas, pero se puede usar el encapsulamiento TCP como recurso, aunque requiere algo de configuración adicional del lado del servidor. Muchos usuarios destacan la flexibilidad de su configuración y la compatibilidad con diferentes plataformas.

PPTP

Point-to-Point Tunneling Protocol es una de las primeras herramientas de este tipo (lanzada para Windows95). Ahora está obsoleto y ya no se usa mucho porque tiene algunas vulnerabilidades en el protocolo y es fácil de hackear.

L2TP

Siendo una extensión del PPTP, el Layer Two Tunneling Protocol (L2TP) se usa para brindar soporte a las VPNs o, por los Proveedores de Servicios de Internet, como una entrega de servicios. El protocolo únicamente encripta sus mensajes de control, pero no el contenido, de modo que configura un túnel para la Capa 2, que puede pasar también por un protocolo de encriptación de la Capa 3, como IPsec, por ejemplo.

WireGuard

El ligero código base del protocolo Jason A. Donenfeld proporciona una buena velocidad de conexión. Es muy fácil de usar y es muy seguro, gracias a su diseño limpio y al uso de moderna criptografía de curva elíptica. Sin embargo, no todo es color de rosas, porque también tiene algunas desventajas: no es compatible con TCP, de modo que puede que el protocolo no funcione en redes donde el tráfico UDP está bloqueado. Además, a diferencia del IPsec, necesita que descargues aplicaciones específicas para usar el protocolo, ya que no es admitido de forma nativa por los sistemas operativos de consumo.

SSTP

El protocolo Secure Socket Tunneling es una creación de Microsoft y funciona únicamente en dispositivos basados en Windows. Si utilizas Microsoft Azure, necesitas Windows 8.1 (o una versión más nueva) que sea compatible con TLS 1.2 y tenga SSTP. Al tratarse de un protocolo propietario basado en TLS, el SSTP puede penetrar los cortafuegos, la mayoría de los cuales abren el puerto de salida TCP 443. El SSTP ofrece un mecanismo que transfiere el tráfico PPP por medio de un canal SSL/TLS con protección en la capa de transporte.

Protocolos propietarios

El principal objetivo de los protocolos que mencionamos anteriormente (y sus respectivos softwares) es desplegar redes privadas dentro de las organizaciones. No están enfocados en eludir los cortafuegos o en bloquear puertos, ni tampoco en ocultar el hecho de que una VPN esté siendo utilizada por un cliente. Además de eso, su uso dentro de un software comercial puede estar limitado por las restricciones de la licencia.
Esa es la razón por la que los principales proveedores de servicios VPN públicos desarrollan sus propios protocolos VPN y la razón por la que hemos desarrollado nuestro propio protocolo, AdGuard VPN.
Específicamente, el protocolo AdGuard VPN fue diseñado para ser rápido, eficiente e indistinguible del tráfico HTTPS regular.

¿Por qué necesitas una conexión VPN?

En esta era de digitalización masiva, todo lo que haces en línea puede ser monitoreado. Imagina que tu dirección IP es como la dirección de tu casa, que la proporcionas cada vez que quieres recibir algo por correo y a la que muchísima gente podría acceder, si quisiera. Lo mismo ocurre con la IP, que especifica a dónde debe enviarse el tráfico de Internet. También puede ser utilizado para rastrear desde dónde se ha realizado una consulta, o desde dónde se ha solicitado un acceso específico. Por lo tanto, el gobierno, los hackers, o cualquier otra persona, puede encontrarte. Esa es la razón por la que muchos sitios web bloquean el acceso a sus datos desde determinados lugares.
Entonces, ¿para qué sirve una VPN? Una red privada virtual te permite evitar exponer tu dirección IP real en Internet al enviar todos tus datos a través de una conexión segura a un servidor exclusivo.
Y, si te sigues preguntando “¿por qué debo usar una conexión VPN?”, aquí te dejamos algunas razones para terminar de convencerte:
Para estar seguro en las redes Wi-Fi públicas. Usar este tipo de redes, específicamente las que no tienen contraseña, te ponen en una posición realmente vulnerable. Al conectar tu dispositivo a la red en un museo o en una cafetería, tu tráfico se convierte en un blanco fácil para los mineros de datos. Los túneles VPN solucionan este problema al cifrar todo el tráfico y las solicitudes DNS.
Para ocultar tu actividad en línea de un Proveedor de Servicios de Internet (ISP). Un ISP puede rastrear los sitios web que utilizas y por cuánto tiempo lo haces. Todas tus visitas y clics se almacenan y pueden venderse a empresas de publicidad o reenviarse a servicios de inteligencia. Con una VPN, tu historial de navegación no puede ser rastreado por un ISP y, por ende, no puede llegar a manos de terceros.
Para encontrar precios razonables. Algunos vendedores, o ecommerces, fijan sus precios en función de la ubicación del comprador. Por ejemplo, una misma camisa podría costar $20 en la India y $30 en Estados Unidos. Si visitas el sitio web con una IP de un país diferente, nunca tendrás que pagar de más.
Para ver tus programas de TV favoritos, incluso cuando estás de vacaciones en otro país. Debido a que tu IP muestra de dónde proviene el tráfico, los administradores de los sitios pueden bloquear fácilmente el acceso a determinados países. Una VPN te permite fingir que tu dispositivo sigue funcionando en tu ubicación habitual y acceder a los mismos contenidos de siempre.

Ventajas y desventajas de las VPNs

Ventajas Desventajas
Tu información personal está encriptada, lo que te permite evitar cualquier posible amenaza y navegar en Internet de forma segura. Debido a que un servidor VPN puede estar lejos del usuario, la latencia de la red puede aumentar considerablemente y, como resultado, disminuye la velocidad de la conexión.
Muchos proveedores de VPN te ofrecen probar la VPN de manera gratuita, o como un demo con algunas restricciones. Si al probar la versión gratuita de una VPN aún no estás convencido de si cumple, o no, con tus necesidades, tendrás que pagar la suscripción. Esto puede ser importante si, por ejemplo, tienes pensado usar la VPN frecuentemente, planeas transferir datos en cantidades masivas, necesitas una conexión a Internet rápida o si quieres usar una ubicación específica que no está disponible en la versión gratuita.
Las VPNs son fáciles de usar. Sólo tienes que descargar una aplicación, registrarte, escoger la ubicación de tu preferencia y poner el túnel a funcionar. Algunos proveedores de VPN no son completamente transparentes en cuanto a sus políticas de privacidad. Por esa razón, si utilizas un servicio de VPN sin reputación, lo que haces en la web podría filtrarse y llegar a las manos equivocadas..
Tus datos están protegidos de la vigilancia de los ISPs y de los gobiernos.

Tipos de VPN

Estos son los principales tipos de VPN que debes conocer.

Conexión VPN comercial

¿Qué es una VPN de uso comercial? Es un servicio que te permite establecer una conexión segura con un servidor remoto y dirigir tu tráfico de Internet a través de él. Las VPNs comerciales sirven para ocultar tu IP personal y tu ubicación real.

Conexión VPN corporativa

Se trata de una red interna que conecta diferentes partes de tu organización. Al usar una VPN para una red interna, puedes conectarte de forma segura a los diferentes recursos de tu oficina desde cualquier parte del mundo sin arriesgarte a que tu información sea robada o comprometida. Una VPN también disminuye la posibilidad de que un tercero se entrometa en la red corporativa.

¿Cómo escoger una conexión VPN?

En la actualidad, existen muchísimos proveedores de VPN y eso hace que encontrar el adecuado no sea tan fácil. Para echarte una mano, te dejamos los principales criterios a los que debes prestar atención durante tu búsqueda:
El número de servidores y ubicaciones. Mientras más, mejor. La señal de Internet se propaga a una velocidad terminal, así que mientras más cerca estés del servidor VPN, menos se notará el efecto de la tunelización en la velocidad de tu Internet. Además, es posible que necesites un servicio de VPN en un país o ubicación específica, de modo que es importante que tu proveedor de VPN pueda ofrecerte uno.
Direcciones IP compartidas o privadas. ​​Por una parte, la IP compartida hace que sea imposible rastrearte por IP. Pero, por otra parte, la dirección IP compartida es utilizada por muchos usuarios al mismo tiempo y es más probable que se incluya en listas de direcciones IP anónimas o que sea prohibida por cortafuegos del gobierno.
Política de registro (o de no registro). Los proveedores que operan sin registros no pueden rastrear lo que haces en línea. Por ejemplo, AdGuard ofrece una política de cero registros para asegurar que tus datos se mantengan en el anonimato.
Compatibilidad con múltiples dispositivos. Si compras una suscripción, querrás usarla en diferentes dispositivos, tanto de escritorio como móviles. Esto sólo es posible si tu proveedor ofrece aplicaciones en la App Store o en Google Play.
Prueba gratuita. No puedes estar seguro de que la conexión es confiable, de que la velocidad es lo suficientemente buena para ti y de que la seguridad es sólida hasta que no la pruebes. Los proveedores suelen ofrecer un período de prueba que te ayudará a determinar si comprarles o no. Por ejemplo, AdGuard VPN ofrece 3 GB de tráfico gratuitos que se renuevan mensualmente.

¿Cómo instalar una conexión VPN en tu computador?

Instalar una VPN no tiene nada de complicado. El proceso debería ser más o menos el mismo, independientemente del dispositivo que uses. Veamos un ejemplo de cómo instalar AdGuard VPN en Mac:
1) Abre AdGuard y entra en este e nlace. 2) Descarga el archivo DMG en tu computador. 3) Ejecuta el archivo y verás en tu pantalla la opción de “Instalar AdGuard VPN”. Haz doble clic en el ícono. 4) Haz clic en “Continuar e Instalar” y espera a que finalice la instalación. 5) Una vez que veas el mensaje de que la instalación se ha completado satisfactoriamente, puedes usar tu VPN.
Si estás instalando una VPN en un dispositivo Windows, deberás seguir los mismos pasos: descarga el archivo, ejecútalo y espera a que se instale. Si estás instalando una VPN en un dispositivo móvil, simplemente descarga la aplicación de VPN desde la App Store o Google Play. También puedes instalar la extensión para tu navegador.

Alternativas a una conexión VPN

Una red privada virtual no es la única solución para que parezca que tu dispositivo tiene una dirección IP diferente. Existen otras alternativas tales como:

1. Conexión VPN vs. Tor

Tanto una VPN como Tor utilizan el cifrado para evitar que terceros puedan acceder a tus datos. Tor es un navegador de código abierto basado en Firefox que establece una conexión anónima a Internet. Divide tus datos en piezas encriptadas y las envía a través de una secuencia aleatoria de servidores. Gracias a un enfoque descentralizado, un nodo de salida, o relé, puede leer los datos que no están cifrados, pero no puede determinar de dónde vienen.
Una VPN suele aplicar un enfoque mucho más centralizado. Una vez que la conexión está establecida, todo tu tráfico es enviado a un servidor remoto que pertenece al proveedor de VPN, mientras que otra IP te permite ocultar tu identidad y actividad en línea y navegar por la red de forma segura.
Al tomar en cuenta todas las especificaciones de Tor, no podemos considerarla una herramienta para usar a diario. La fragmentación de tráfico, junto con los múltiples saltos de red, reducen drásticamente la velocidad y la capacidad de respuesta de Internet. Por esa razón, Tor suele usarse cuando queremos evitar ser rastreados para entrar a la darknet, por ejemplo.

2. Conexión VPN vs. proxy

La principal diferencia entre un proxy y una VPN es que los servidores proxy trabajan a nivel de aplicación y, las VPNs, a nivel de transporte. Estas tecnologías operan de formas completamente diferentes.
Un servidor proxy maneja un protocolo específico, normalmente HTTP o HTTPS, y puede ser utilizado únicamente si una aplicación admite esta opción. Por lo general, se trata de navegadores o clientes torrent. Las VPNs, por su parte, pueden manejar todo tipo de protocolos y tráfico de forma transparente para las apps que generan ese tráfico. Por ejemplo, SMTP, SSH y otros protocolos de red específicos de las aplicaciones, incluyendo los propietarios. Mientras que un usuario tiene que configurar un proxy manualmente dentro de la app (ingresando un nombre de usuario, contraseña, etc., en la configuración), una VPN se configura en todo el dispositivo. Si hablamos de VPNs modernas, eso significa instalar una app en el dispositivo y habilitar un túnel haciendo un par de clics/toques.
Además, los proxies no suelen proporcionar una capa extra de seguridad, o cifrado, entre un cliente y un servidor. Por lo tanto, no se utilizan para garantizar el anonimato o una conexión segura, sino para cambiar una dirección IP o la geolocalización de un cliente, por ejemplo, para acceder a un streaming o torrent.
No obstante, hay una excepción: Secure Web Proxy. Se trata de una función relativamente moderna de los navegadores que introduce una conexión cifrada entre un cliente y un servidor proxy y también sirve para ocultar el tráfico a posibles terceros. Ahora bien, además de que necesita el respaldo de un proxy, todos los demás inconvenientes siguen sobre la mesa: funciona a nivel de aplicación y requiere cierta configuración manual una vez dentro de la app. El uso de esta tecnología predomina como parte de las extensiones VPN del navegador.
Si bien es cierto que un proxy puede satisfacer algunas de tus necesidades, como ocultar tu dirección IP o tu ubicación real, por ejemplo, sigue sin poder ofrecerte la misma privacidad, seguridad y nivel de anonimato que una VPN.

Preguntas más frecuentes

¿Se puede rastrear una conexión VPN?

Básicamente, una VPN funciona como un escudo que protege todo lo que haces en línea, ya que se encarga de encriptar todo el tráfico que entra y sale. También se encarga de mantener en privado todo lo que haces mientras navegas, de que otros no puedan espiar tu tráfico. Este es uno de los puntos más importantes a favor de las redes privadas virtuales, que te protegen si alguien intenta interferir entre tu proveedor de VPN y tú. Dicho esto, una VPN configurada correctamente debería impedir que alguien que esté en la misma red inalámbrica que tú pueda acceder a tu tráfico y leerlo.
Quien esté intentando interceptar tus datos puede detectar fácilmente que estás usando una VPN, pero como la dirección IP que verá será la de tu proveedor de VPN y no la tuya, no podrá determinar en dónde estás o cuál es tu dirección real. La única forma de que esto pase es que utilice otros medios, como un malware en tu sistema, o que pueda acceder a tu información por algo que compartiste en Facebook o en otra red social.
Si bien es cierto que usar una VPN no va a detener a aquellas personas que quieran saber qué estás haciendo mientras estás en línea, ni tampoco mantendrá alejados a grupos como Anonymus (a no ser que estén en la misma LAN que tú), te mantendrá a salvo de los cibercriminales más comunes, como los que practican el relleno de cookies, la recolección de datos o cualquiera que utilice técnicas de phising.

¿Se puede hackear una VPN?

Si, por alguna casualidad, representas algún interés para un hacker muy hábil, o para las autoridades, entonces sí, tu VPN puede ser hackeada. En el otro 99% de los casos, no tienes nada de qué preocuparte. Sin embargo, para que conozcas un poco más, esto es lo que podrían intentar hacerle a tu VPN:
Te pueden desanonimizar y exponer por doxing;
Tu IP no es la única cosa que te identifica en Internet. Pueden encontrar información accediendo a otras fuentes, como tus cuentas en redes sociales;
Tu servicio de VPN ve tu IP real y el tráfico, de modo que si alguien lo hackea puede encontrarte;
Es posible instalar un malware en tu dispositivo que filtre tu información al atacante, sin que tú lo sepas y que sea difícil de detectar.
Para hackear una VPN se necesita un hacker con las mejores habilidades, que pueda quebrantar el cifrado aprovechándose de sus vulnerabilidades o robando la clave criptográfica, que no es cualquier cosa. Además de todo eso, necesitará mucho dinero y recursos. Vulnerar un cifrado realmente fuerte es complicado y puede tomar mucho tiempo, al igual que robar la clave. Por ello, la única tarea que tienes es la de escoger un proveedor seguro y de confianza. Y es que, con tantas amenazas a las que te expones al navegar en línea, tener una buena VPN solo puede traerte beneficios.

¿Se puede monitorear el tráfico de una VPN?

En teoría, el tráfico que viaja a través de una VPN puede ser monitoreado en el exit point, o punto de acceso, del servidor (que puede, o no, coincidir con el servidor), o en el trayecto que recorre desde el punto de acceso hasta su destino final. Por lo general, el cifrado de extremo a extremo, como el HTTPS, es el encargado de lidiar con este problema.
Tu proveedor de internet, y todas las partes involucradas en el camino entre tú y tu servidor de VPN, únicamente pueden mostrar que existe un intercambio de tráfico entre ambas partes, pero no pueden espiar lo que hay en ese tráfico. Los patrones de tráfico, por ejemplo, podrían asociarse con tu actividad en línea, si alguien te graba. Pero, si somos realistas, el tráfico no estaría ni cerca de ser descifrado. En el caso de que no te sientas confiado, puedes reproducir alguna radio en línea o ejecutar algunas descargas para añadir algo de ruido a tus patrones.

¿Se puede bloquear una conexión VPN?

Sí, se puede. Hay algunos países que tienen prohibido el uso de VPNs y, los servicios de streaming globales, como Hulu, Amazon, Netflix y BBC, tienden a tener los servicios de VPN en sus listas negras, porque tienen contenidos con licencias territoriales y no quieren recibir multas si los usuarios pasan por encima de la restricción.
Las VPNs pueden ser bloqueadas de diferentes formas:
Bloqueando la resolución DNS;
Bloqueando las conexiones a los endpoints específicos de la VPN por IP y/o dirección del puerto, pero tienen que saber específicamente a quién van a bloquear y ver cómo se desempeña su cliente;
Un servidor VPN cuenta con un número limitado de direcciones IP y, como la mayoría de los servidores utiliza el protocolo IPv4, generar direcciones IP únicas es bastante complicado. Esto hace que una gran cantidad de suscriptores utilicen las mismas direcciones durante meses, e incluso más tiempo. Las páginas web que tienen a las VPNs en sus listas negras utilizan servicios especiales que están en línea para bloquear las direcciones IP que han sido usadas por diferentes usuarios;
Haciendo que todo el tráfico pase a través de un proxy http protegido por contraseña (que bloquea muchas otras cosas durante su trayectoria, como las actualizaciones de Windows);
Y, como último recurso, es posible limitar todo el tráfico restante, incluido el DNS, ya que se puede encapsular todo el tráfico VPN dentro de los paquetes DNS. En este punto, el rendimiento de Internet sería frustrante para un negocio promedio e inadmisible para cualquier usuario doméstico (sin servicios de streaming, VoIP, etc).
Pero recuerda, sólo una empresa seria, o los gobiernos, podrían tener la necesidad, el tiempo y los medios para hacer algo de lo mencionado anteriormente a un usuario cualquiera de Internet. Así que, básicamente, estás a salvo.

¿Qué es una conexión VPN y por qué necesito una?

Una red privada virtual es una herramienta que oculta tus datos de un ISP, gobierno y cibercriminales. También se encarga de anonimizar tu dirección IP y cambia tu geolocalización frente a los ojos del mundo exterior.

¿Es legal usar una VPN?

Las VPNs suelen ser legales. Y es que, aunque algunos países bloquean este tipo de conexiones, esto no equivale a violar las leyes. Únicamente sería ilegal bajo las siguientes circunstancias:
El gobierno de tu país las prohibió.
Estás cometiendo alguna acción ilegal usando una VPN.

¿Cuánto cuesta una VPN?

El precio de una suscripción VPN depende del proveedor que escojas. Sin embargo, hay varios factores que influyen directamente sobre el mismo:
El número de dispositivos que cubre;
Los límites de tráfico, o la falta de ellos;
El número de ubicaciones a los que te puedes conectar;
Los términos del contrato.
Algunos proveedores de VPN ofrecen una versión de prueba gratuita. No obstante, la velocidad de carga y la calidad de la conexión pueden ser bajas y el número de ubicaciones disponibles puede ser limitado. Por favor, ten en cuenta que los proveedores cubren todos los costos del servicio (para el mantenimiento del servidor y el tráfico), por esa razón el servicio no puede ser completamente gratuito para todos. El acceso gratuito a una VPN es un compromiso que se cubre con los ingresos generados a partir de las suscripciones pagas.

¿Son seguras las conexiones VPN gratuitas?

Sí, siempre y cuando escojas una VPN confiable.

¿Cuáles son los riesgos de usar una VPN?

El mayor de los riesgos es escoger el servicio de VPN equivocado. Y es que, aunque no lo creas, muchos proveedores de VPN registran lo que hacen sus usuarios. Si esto te sucede, tu privacidad puede verse vulnerada y todos tus datos pueden caer en manos de terceros.

¿Cuáles son los beneficios de usar una conexión VPN?

Una VPN oculta tu identidad en línea. Esto significa que tu ISP (Proveedor de Servicios de Internet) no tiene acceso a tu historial de navegación y que los gobiernos, o hackers, no pueden rastrear la dirección de tu tráfico de Internet.

¿Puede una VPN robar tus datos?

Debido a que la mayor parte del tráfico es transferido a través de un protocolo HTTPS encriptado, los terceros, y aquí incluimos a tu proveedor, no tienen acceso a tus datos. Esto significa que no pueden leer tus chats, o robar tus contraseñas o datos de tus tarjetas bancarias.
Sin embargo, es importante que sepas que los nombres de dominio de los sitios web y algunos otros datos, no están encriptados y pueden ser vendidos a terceros para fines comerciales o de otro tipo. La tecnología de VPN que escojas no debe utilizar estos datos, ni tampoco registrarlos.

¿Son seguras las VPN para la banca en línea?

De acuerdo con los requisitos de la industria, los sitios web y las aplicaciones de los bancos utilizan un protocolo HTTPS para transferir datos desde y hacia sus servidores. Incluso si tu proveedor de VPN se ve comprometido, los cibercriminales no tendrán acceso a información sensible.

¿Puede una VPN ver mis contraseñas?

Realmente, no. La mayoría de las contraseñas son encriptadas y transferidas a través de un protocolo HTTPS y los proveedores de VPN no pueden verla.

¿Qué información recopila una VPN?

Dependiendo de la jurisdicción, un proveedor de VPN puede estar legalmente obligado a registrar los sitios web que visitas, tu dirección IP y la dirección IP del servidor al que estás conectado. Sin embargo, aquellos que operan en jurisdicciones offshore, y en algunos países europeos como Chipre o Suiza, no están sujetos a este tipo de requisitos y no suelen registrar lo que haces cuando navegas.
Por otra parte, existe el registro de metadatos. Este último término hace referencia al proceso de registro de las direcciones de los servidores y los puertos alquilados a un usuario por un proveedor de tecnología de VPN. Este tipo de registro no dice nada sobre los usuarios y puede usarse, como mucho, para investigar posibles usos indebidos del servicio.

¿Una VPN hace que comprar en Internet sea más seguro?

No, no tiene nada que ver. Hoy en día, los datos de las tarjetas bancarias están cifrados y son transferidos únicamente a través de un protocolo HTTPS seguro. Por lo tanto, para robar tu información, tienen que intervenir tu dispositivo, o debes haber introducido los datos de tu tarjeta en una página web de phishing. Una VPN no te protege en ninguno de estos casos.

¿Todo el tráfico pasa por una conexión VPN?

Depende de tu configuración. Aunque todo el tráfico suele pasar por un túnel, algunas aplicaciones de VPN (como, por ejemplo, AdGuard VPN) pueden permitirte tunelizar únicamente el tráfico hacia redes o dominios específicos para no afectar otras conexiones.

¿Una conexión VPN te ofrece datos ilimitados?

Por lo general, los proveedores de VPN limitan la velocidad y el volumen de datos disponibles para los usuarios que han optado por planes gratuitos o de prueba. Por otra parte, los usuarios que han optado por pagar la suscripción, tienen velocidad y tráfico ilimitados, aunque el número de dispositivos conectados podría ser limitado.

¿Una VPN consume mucha batería?

El cifrado de datos es muy costoso a nivel computacional y puede agotar rápidamente la batería si no está implementado correctamente. Sin embargo, en la actualidad, los dispositivos móviles cifran los datos utilizando instrucciones especiales de la CPU (ARMv8 Cryptography Extensions) y/o algoritmos de cifrado computacionalmente económicos, diseñados específicamente para dispositivos móviles (por ejemplo, ChaCha-Poly1305). Para que cualquiera de estos métodos funcione, el desarrollador de una app de VPN debe tomarlo en cuenta mientras desarrolla su software. En AdGuard nos interesamos por la eficiencia energética y nos encargamos de que nuestras aplicaciones estén altamente optimizadas para que consuman la menor cantidad de batería posible.

Navega como un ninja

AdGuard VPN
para Windows

Utiliza cualquier navegador o aplicación y nunca te preocupe por tu anonimato de nuevo. El mundo entero está a tu alcance con AdGuard VPN.
Más información
Descargar
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia

AdGuard VPN
para Mac

En solo dos clics, selecciona una ciudad de cualquier parte del mundo, tenemos 50+ ubicaciones, y tus datos son invisibles a las miradas indiscretas de empresas y gobiernos.
Más información
Descargar
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia

AdGuard VPN
para iOS

Refuerza tu protección en línea llevándola contigo a donde vayas. Utiliza AdGuard VPN para disfrutar de tus películas y programas favoritos.
Más información
App Store
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia

AdGuard VPN
para Android

¡Mantén el anonimato allá donde vayas con AdGuard VPN! Docenas de ubicaciones, conexión rápida y confiable, todo en tu bolsillo.
Más información
Google Play
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia
Descargar
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia

AdGuard VPN
para Chrome

Oculta tu verdadera ubicación y emerge desde otro lugar del mundo: accede a cualquier contenido sin límites de velocidad y mantén tu anonimato en la red.
Más información
Instalar
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia

AdGuard VPN
para Edge

Ve a otra ubicación con un solo clic, oculta tu IP y haz que tu navegación por Internet sea segura y anónima.
Más información
Instalar
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia

AdGuard VPN
para Firefox

Protege tu privacidad, oculta tu ubicación real y elige dónde necesitas la VPN y dónde no.
Más información
Instalar
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia

AdGuard VPN
para Opera

Sé un ninja en tu navegador Opera: muévete rápidamente a cualquier parte del mundo y pasa desapercibido.
Más información
Instalar
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia
4.7/5 valoración de la aplicación
¡Más de 9000 reseñas de aplicación!
Amamos a nuestros usuarios y ellos nos aman también.

Mariela Quiro mi a
Phone 13 pro ojala no sea de mentira porque siempre e querido un phone y asi puedo descargar juegos y todo lo que1

Kiener Es MUY buena la recomiendo

CarlosRomeroGay@gmail.com Excelente servicio, pase del servicio gratuito al de pago y todo excelente con las nuevas funcionalidades.

Sandrapaolacasique.2004@Gmail.Com Es muy Buena y Muy Confiable ☺️

La descarga de AdGuard VPN
ha comenzado
Haz clic en el botón indicado por la flecha para iniciar la instalación.
Escanear para instalar AdGuard VPN en su dispositivo móvil