Menú
ES
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia
  • Black Friday 2022: la mejor promoción del año
    Por fin llegó el Black Friday 2022. Preparamos para ti descuentos de hasta el 85% en productos AdGuard. Encuentra los detalles en este post y ¡que tengas unas buenas compras de Black Friday!
    23 de noviembre de 2022
  • Por qué AdGuard VPN es la mejor opción
    12 funciones clave hacen que AdGuard VPN sea único. Echemos un vistazo más de cerca a cada una para comprender por qué AdGuard VPN es la mejor opción y cómo aprovecharlo al máximo.
    11 de noviembre de 2022
AdGuard VPN Blog El precio de una VPN "gratuita": cuando lo barato sale caro

El precio de una VPN "gratuita": cuando lo barato sale caro

La pandemia de Covid-19 se ha vuelto muy lucrativo para la industria de las VPN: entre 2019 y 2022, el mercado global de las VPN casi se ha duplicado. Mientras que solo alrededor del 22,9% de los estadounidenses utilizaban una VPN en casa en 2019, el número alcanzó el 78% en 2021.

Habiendo dejado el territorio de los frikis y convirtiéndose en un concepto familiar, las VPN ya no son un concepto relativamente oscuro. El espectacular aumento de popularidad que han experimentado puede explicarse por las exigencias del trabajo a distancia, pero las VPN no han sido, ni serán nunca, usadas estrictamente para negocios.

La gente utiliza las VPN por diversas razones, desde el trabajo hasta la protección de la privacidad y el entretenimiento. Los usuarios preocupados por su privacidad aprovechan las funciones de ofuscación de las VPN para evitar que sus proveedores de servicios de Internet (ISP) los rastreen. Algunos utilizan las VPN principalmente para proteger sus datos de hackers en redes de WiFi públicas. Con una VPN, uno puede romper los cortafuegos de la oficina y la universidad, saltarse las restricciones geográficas y burlar a los censores.

A la hora de elegir una VPN, las opciones son aparentemente infinitas. Hay decenas de productos, tanto de pago como gratuitos, que dicen hacer exactamente lo mismo. Entonces, ¿por qué pagar más o, mejor dicho, por qué pagar?

¿Para qué necesitan dinero los proveedores de VPN?

Muchos productos "gratuitos" son "gratuitos*" con un gran asterisco o vienen con grandes restriciones. Como sabemos, las cosas gratuitas suelen tener un coste oculto y, en el caso de las VPN "totalmente" gratuitas, los usuarios pueden acabar pagando caro, pero con sus datos.

La cuestión es que mantener una VPN adecuada suele requerir mucho dinero, y los proveedores tienen que conseguirlo de algún sitio. Pero, ¿para qué necesitan ese dinero exactamente? Vamos a entender los costes.

Para funcionar correctamente, un proveedor de VPN necesita alquilar varios servidores con mucho ancho de banda. El ancho de banda es la tasa máxima de transferencia de datos a través de una conexión específica en un tiempo determinado. El ancho de banda en sí no es barato si tenemos en cuenta que un solo proveedor de VPN puede tener que atender a cientos de miles de usuarios a la vez. De hecho, es un bien tan preciado que algunos servicios de ingresos pasivos permiten vender el ancho de banda no utilizado, por hasta 1 dólar por GB.

La red de servidores necesita ser mantenida, escaneada en busca de vulnerabilidades y actualizada. Esto requiere un equipo de desarrollo y soporte dedicado que, idealmente, debería trabajar las 24 horas del día para resolver los problemas en tiempo real y responder a tiempo a los clientes en diferentes zonas horarias. Esto, a su vez, conlleva gastos de oficina y salarios del personal.

La mayoría de las aplicaciones VPN más populares no funcionan sólo en una plataforma. Para satisfacer las expectativas de quienes utilizan varios dispositivos con diferentes sistemas operativos a la vez (es decir, la mayoría de nosotros), los proveedores de VPN tienen que personalizar sus aplicaciones para diferentes plataformas. Así, tienen que invertir dinero y esfuerzo en crear y actualizar aplicaciones VPN para Windows, macOS, IoS y Android. Algunos proveedores incluso van más allá.

Una VPN necesita servidores rápidos para funcionar sin problemas

Una VPN puede ofrecer una excelente asistencia al usuario, una gran cobertura y un ancho de banda ilimitado, pero si nadie ha oído hablar de ella, es poco probable que atraiga la atención en el universo de la privacidad, lo más probable es que tenga una muerte prematura. Así que hay que tener en cuenta los gastos de marketing y promoción, incluida la creación de un sitio web fácil de usar.

Es posible evitar algunos de estos procesos, pero no todos. Esto nos lleva a preguntarnos: ¿cómo pueden funcionar las VPN "totalmente gratuitas" si no ganan dinero con las suscripciones? Y luego otra: ¿de qué ganan dinero realmente?

Puede haber varias respuestas posibles a esta pregunta. Pero en última instancia se reduce a esto: las VPN gratuitas ponen en peligro la seguridad de sus clientes, los convierten en una mercancía al compartir sus datos, o hacen ambas cosas.

¿Cuál es el producto? ¡Lo eres!

Puede que esté enterrado en lo más profundo de sus políticas de privacidad, pero algunas VPN gratuitas admiten abiertamente que pueden recopilar y conservar los datos personales de sus clientes, y revelarlos a terceros. Una popular VPN se puede utilizar de forma gratuita si permites que un determinado SDK de terceros acceda a sitios web a través de tu dispositivo. El SDK no puede acceder a ningún dato personal, salvo tu dirección IP. Aunque pueda sonar tranquilizador, exponer tu dirección IP no es lo que uno suele buscar cuando utiliza una VPN por razones de privacidad.

Algunas aplicaciones de VPN totalmente gratuitas se sostienen gracias a la asociación con anunciantes, incluido Facebook, que, a su vez, puede rastrear a los usuarios y mostrarles anuncios dirigidos. Los datos recogidos de esta manera suelen estar sujetos a las políticas de privacidad de los anunciantes, que normalmente no son tan respetuosas.

Los proveedores de VPN pueden ofrecer servicios gratuitos y de pago. Algunos proveedores de esta categoría limitan la funcionalidad de sus productos gratuitos y animan a los usuarios a suscribirse a una versión premium. Otros, sin embargo, van por otro camino y dicen que pueden ofrecerte anuncios de terceros si quieres seguir usando sus servicios de forma gratuita.

Se han realizado estudios independientes que profundizan en cómo ganan dinero las VPN gratuitas. Para el propósito de este artículo, queríamos dar algunos ejemplos de que pueden agregar los proveedores de VPN a sus servicios gratuitos para que no derriben a ningún competidor. También hay que decir que mientras que algunas VPNs gratuitas no ocultan cómo ganan dinero (uno sólo tiene que tener la suficiente paciencia para leer las políticas de privacidad y los Términos de Servicio (ToS)), otras pueden no ser tan abiertas al respecto. Y hay una buena razón para ello: para aquellos que utilizan una VPN por su privacidad y seguridad, el hecho de que comparta datos con terceros puede convertirse en un motivo de ruptura.

Permisos sospechosos

El nivel de permisos que requieren las aplicaciones VPN gratuitas es otra cosa a la que vale la pena prestar atención. Las apps de VPN pueden pedir permisos intrusivos para mejor digirir anuncios a los usuarios, o hasta mismo con fines maliciosos. El riesgo es, quizás, demasiado alto para no averiguar cuál es el caso.

No debes confiar en las aplicaciones VPN que requieren permisos intrusivos e innecesarios

Así que si una aplicación pide acceso completo a tu teléfono, hay que estar atento. Por ejemplo, si el usuario concede a una aplicación VPN un permiso para "leer el estado del teléfono", se permite al desarrollador acceder a la información de la red celular actual del usuario, al estado de cualquier llamada en curso y a todas las cuentas telefónicas registradas en el dispositivo. De este modo, se puede revelar el número de teléfono del usuario y el ID de su dispositivo, que pueden filtrarse si una VPN registra datos.

También deberías preocuparte si una aplicación VPN tiene algún rastreador incorporado. En nuestro artículo anterior explicamos en detalle por qué una aplicación VPN no es lugar para rastreadores y cómo puedes comprobar tú mismo si una aplicación VPN tiene rastreadores. En resumen: al incorporar rastreadores en sus aplicaciones, los proveedores de VPN se dejan lagunas para recopilar datos de los usuarios.

Registro secreto y seguridad mediocre

Esto nos lleva a otro aspecto problemático de las VPN gratuitas: algunas de ellas guardan registros (aunque digan que no lo hacen). Y como las VPN gratuitas no suelen contar con una infraestructura de seguridad robusta, eso significa que los datos personales del usuario pueden quedar expuestos en hackeos y filtraciones, y, potencialmente, desanonimizados.

La mayoría de las veces, los usuarios de aplicaciones VPN gratuitas no conocen estos riesgos inherentes a su privacidad o se enteran de ellos por los medios de comunicación cuando ya es demasiado tarde y sus datos se han visto comprometidos. Hay numerosos ejemplos de ello, enumeraremos sólo algunos.

Hace varios años, siete VPN gratuitas "sin registro", todas ellas vinculadas al mismo desarrollador, fueron descubiertas in fraganti almacenando los datos personales de los usuarios en un servidor no seguro. Curiosamente, este grupo de VPNs afirmaba ofrecer características de seguridad de grado militar. Sin embargo, los investigadores de vpnMentor encontraron las direcciones de correo electrónico de los usuarios junto con sus contraseñas, en texto plano en una base de datos filtrada. Pero no sólo eso: las VPN también registraban los nombres, las direcciones IP de origen, la ubicación real, los proveedores de servicios de Internet (ISP), los ID de los dispositivos e incluso los sitios que habían visitado sus clientes. Además, los proveedores de VPN ignoraron los intentos de los investigadores por ponerse en contacto con ellos, y la base siguió filtrándose durante casi dos semanas antes de que el servidor fuera asegurado. La filtración expuso potencialmente los datos sensibles de hasta 20 millones de usuarios, incluidos los que se conectaron a los servidores VPN desde las regiones donde el uso de una VPN podría acarrear problemas con la ley.

Algunas aplicaciones VPN pueden registrar tus datos y compartirlos con terceros

En otro incidente importante ocurrido el año pasado, se pusieron a la venta los datos personales de más de 21 millones de usuarios tras ser robados de tres aplicaciones VPN gratuitas con más de 100.000 millones de instalaciones totales. Los datos contenían credenciales detalladas de los usuarios, como nombres completos, nombres de usuario, nombres de países, direcciones de correo electrónico, datos relacionados con el pago, números de serie de los dispositivos e identificaciones de los mismos. El malhechor afirmaba que había sido capaz de raspar las bases de datos disponibles públicamente, [porque los proveedores de VPN habían dejado supuestamente "las credenciales predeterminadas de la base de datos en uso"].

Recientemente, una aplicación de VPN gratuita dirigida principalmente a usuarios chinos fue sorprendida filtrando datos personales, incluyendo direcciones IP, ID y nombres de dominio. En julio de 2022, los investigadores de Cybernews dieron con una base de datos que contenía 626 GB de registros de conexión pertenecientes a la VPN. Los datos filtrados podrían utilizarse para desanonimizar a los usuarios. Además, la aplicación para Android de la VPN solicitaba acceso a la cámara, a la grabación de audio y a los contactos, y podría funcionar potencialmente como "spyware", según los investigadores.

El hecho de que una VPN esté registrando datos puede no estar explicado en su política de privacidad. Además, aunque una VPN afirme que tiene una política estricta de no registro, no significa que la cumpla. En última instancia, todo se reduce a si un desarrollador es lo suficientemente fiable como para que te creas su discurso de marketing.

Malware y fakes

Si pensabas que las aplicaciones sin escrúpulos no pueden caer más bajo, te equivocas. Además de filtrar tus datos que se supone que ni siquiera deberían registrar, algunas aplicaciones VPN gratuitas pueden infectar tu smartphone con malware o, peor aún, acorralarte.

Según un estudio realizado por Top10VPN, una de cada cinco aplicaciones VPN de las 150 principales aplicaciones gratuitas para Android en la Play Store de Google "dio resultados positivos cuando se analizó en busca de posibles virus o malware."

Hace varios años, los investigadores descubrieron una VPN falsa que podía descargarse a través de un sitio web falso diseñado para parecerse al verdadero. La aplicación era en realidad un malware que robaba datos y credenciales de usuario y criptomonedas, entre otras cosas.

Las aplicaciones VPN fraudulentas pueden imitar a las legítimas para engañar a los usuarios

Estudios independientes también demostraron que los actores de amenazas pueden eludir la moderación en las tiendas de aplicaciones de confianza y plantar allí falsas VPN. Los investigadores han descubierto recientemente otra aplicación VPN falsa que estaba disponible para su descarga en Google Play Store y que se atribuía a un conocido grupo de hackers. La aplicación fue supuestamente creada para una estafa de phishing, y fue diseñada para parecerse a la aplicación legítima del mismo nombre.

VPNs gratuitas y seguras existen

Todo lo anterior no significa que no existan VPNs gratuitas y seguras. Algunos desarrolladores reputados de VPNs de pago ofrecen opciones gratuitas, sin embargo, suelen venir con una funcionalidad limitada y se conocen como "freemium". Puede haber un límite en el número de dispositivos, así como en los servidores y/o el ancho de banda disponible. Aunque esta es una buena manera de probar una VPN, no es una solución a largo plazo a menos que uses una VPN muy esporádicamente. Por ejemplo, puedes utilizar AdGuard VPN en 2 dispositivos al mismo tiempo de forma gratuita, pero el límite de velocidad se establecerá en 20 Mbps y el tráfico se limitará a 3 GB al mes.

Dado que el número de servidores disponibles de forma gratuita también suele ser limitado, pueden estar demasiado llenos en un momento dado para dar cabida a todo el mundo con una velocidad razonable. Por lo tanto, la conexión puede sufrir retrasos.

Cómo asegurarte de que estás protegido

Si todavía no estás preparado para comprar una suscripción, aquí tienes varias reglas que debes seguir a la hora de elegir una VPN gratuita.

  • Utiliza una aplicación VPN de un desarrollador de confianza;
  • Lee la política de privacidad y las condiciones de servicio (TOS) de una VPN antes de descargarla;
  • Recuerda: un gran número de descargas y críticas positivas no significan necesariamente que una determinada VPN sea segura; la mayoría de los usuarios tienen pocas expectativas respecto a las VPN gratuitas y ya se dan por satisfechos si les permiten acceder a algunos contenidos geobloqueados sin estrangular demasiado su conexión a Internet. Además, se sabe que algunas de las VPN gratuitas más populares han estado compartiendo los datos de los usuarios con terceros, lo que ha hecho poco para frenar su popularidad;
  • Presta atención a los permisos que requiere la aplicación. Normalmente, una VPN no necesita acceder a tus contactos, y si lo hace, entonces puede ser algo sospechoso.
  • Comprueba si la aplicación VPN que consideras tiene rastreadores. Pueden ser bastante benignos o no. Puedes seguir las instrucciones de uno de nuestros artículos anteriores para comprobar la existencia de rastreadores en una aplicación VPN por tu cuenta.

Sin embargo, si necesitas una VPN de forma más o menos regular, entonces te recomendamos invertir en un servicio de VPN de pago. AdGuard ofrece planes de suscripción mensuales, de un año y de dos años para las principales plataformas (Windows, MAC, iOS y Android). También ofrecemos una garantía de devolución del dinero de 30 días en las suscripciones de un año o más, para que puedas probar el producto sin riesgos.

Pamela Norato Puglieri
Al descargar los comentarios, aceptas nuestra política de privacidad.
La descarga de AdGuard VPN
ha comenzado
Haz clic en el botón indicado por la flecha para iniciar la instalación.
Escanear para instalar AdGuard VPN en su dispositivo móvil